Guillermo Mas
Blog sobre innovación, tecnología, smart cities...

Generación ¿perdida o perdedora?

Generación Perdida

Bien es cierto que la situación económica actual de nuestro país es complicada, muy complicada. Un auténtico drama con el que nadie debería frivolizar, para cientos de miles de familias. Sin embargo, hay algo que me rechina, y es ver cómo los jóvenes (y me incluyo entre ellos) estamos constantemente compadeciéndonos de nosotros mismos y de la mala época en que nos toca vivir. Como si cualquier tiempo pasado fuese mejor o como si pudiésemos elegir cuándo y dónde nacer.

Mi generación, la de los 80, ha tenido la suerte de crecer en una España con libertades (ahora parece que no le damos ninguna importancia a ello), y que ha disfrutado de un razonable crecimiento económico a lo largo de las 2 últimas décadas. Eso, nos ha permitido a prácticamente todos, tener una infancia plácida y facilidades para acceder a una educación que sin seguir un modelo claro (por llamar de alguna forman a los meandros de las leyes consecutivas leyes educativas), ya la quisieran para sí muchos de los países que a día de hoy experimentan crecimiento.

¿Significa esto que somos, como algunos dicen, la generación más preparada de la historia de España?

En mi opinión, nada más lejos de la realidad.

Seguramente seamos la generación con más títulos universitarios y másters per cápita, pero la pregunta es ¿de qué nos sirven esos títulos?, ¿sabemos sacarles provecho?, ¿o entre todos, el sistema por favorecerlo y nosotros por acomodarnos en él, los hemos devaluado tanto que ya sólo representan el resultado de un cierto período de dedicación?

Imaginemos por un momento, cómo era estudiar ingeniería, arquitectura, medicina, etc. en una época anterior, en la que no había acceso a calculadoras, ni ordenadores (nada de Autocad, ni hojas de cálculo), tampoco evidentemente internet… donde las fotocopias que hoy nos parecen rancias eran todo un avance tecnológico, con profesores serios (de la vieja escuela) y con la presión que suponía algo que hoy está volviendo a ser una realidad, que las familias empeñasen sus ahorros para pagar los estudios de sus hijos. Aquello sí era duro.

La capacidad intelectual y de trabajo que adquiría un joven durante su formación  hace 30 o 40 años era a mi juicio infinitamente superior a la que adquirimos hoy en día. Construir edificios, aviones, puentes, realizar intervenciones quirúrgicas, con aquellos medios… era infinitamente mucho más complejo de lo que es ahora.

En ocasiones, uno de los mantras de nuestra generación, consiste en apelar al derecho al trabajo digno porque “así está escrito en la Constitución”. Pues no, como otros muchos derechos que figuran en la Constitución, éste tampoco puede estar asegurado porque sí. Hay que ganárselo como hicieron anteriormente nuestros padres y abuelos, con esfuerzo y dedicación diaria.

Probablemente, el problema sea el choque que se produce al finalizar una época de la vida marcada por una educación que fue tremendamente garantista e inclusiva. Nos cuesta adquirir responsabilidades al salir de la burbuja y enfrentarnos a un mercado feroz como la vida misma, donde debemos aportar valor.

Perdemos de vista que la relación contractual entre empresa (incluso las públicas) y empleado debe basarse en el beneficio mutuo. Cuando trabajas por cuenta ajena, debes generar el  suficiente valor como para: pagar tu salario, las cotizaciones a la seguridad social, los costes correspondientes derivados de la actividad, impuestos y que el remanente suponga una rentabilidad suficiente para los accionistas, quienes han arriesgado su dinero en el proyecto en el que participas.

En un mundo globalizado, con una competencia capaz de producir productos o servicios a miles de kilómetros y ponerlos inmediatamente en nuestras puertas ¿qué aportamos al mercado?, ¿qué ofrecemos nosotros frente a lo que pueden ofrecer un joven chino, indio o brasileño?

Sea como sea, lo que sí es seguro, es que nuestra es la responsabilidad de convertirnos en los agentes del cambio. Empecemos por dejar de lado el victimismo, modifiquemos nuestra actitud y afrontemos los problemas.

Como dice Joan Tubau, “sobran excusas y faltan…”

 

(Visited 204 times, 1 visits today)
The following two tabs change content below.

Guillermo Mas

Business Development at Suez Environment

Latest posts by Guillermo Mas (see all)

CC BY 4.0 Generación ¿perdida o perdedora? por Guillermo Mas está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional. Puede encontrar más permisos que exceden esta licencia en http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/es/.

Similar posts
  • Internacionalización en la Universidad Mig... El pasado sábado 18 de marzo, tuvo lugar la Jornada Empresa-Universidad dentro del programa Máster MBA de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), en la que Labaqua participó juntos con otras dos empresas de la provincia, con el objetivo principal de acercar a los alumnos a la realidad empresarial de su entorno, poniendo el [...]
  • Barcelona y yo Puede que sea por la ubicación de Barcelona, tumbada a los pies de la montaña y abrazando el mar. O por aquello de “Barcelona! Barcelona!” Así comenzaba una de las canciones que mejor resume uno de los principales hitos en la evolución y transformación de la ciudad. Un momento, que por cierto, es posible que [...]
  • Finanzas personales. Evaluando 2016 Uno de los formatos televisivos que me llamaron la atención en 2016 fueron los “docu-realities” sobre alimentación y vida saludable en los que las productoras utilizaban a determinadas familias como conejillos de indias, para evaluar sus hábitos alimentarios. Para ello, a modo de registro, les pedían que guardasen los envases de los alimentos consumidos e [...]
  • Él fracasa, tú fracasas, yo… yo fracaso Probablemente ningún especialista en SEO o personal branding, te aconsejaría publicar un post en el que, aunque recónditamente, menciones la palabra fracaso. Sin embargo, yo no cuento con ninguno de esos asesores… Así que nadie se echará las manos a la cabeza porque yo me atreva a decirlo, “Yo fracaso”. En una sociedad como la [...]
  • India: Agua y Transformación Digital Hace un par de semanas tuve la ocasión de viajar a la India, un tesoro cultural forjado a través de milenios y al mismo tiempo uno de los gigantes dormidos de la economía mundial. A modo indicativo, se espera que en menos de 20 años, hacia el año 2035, supere a China en población. Se [...]

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a mi blog y recibir notificaciones de los nuevos posts.

Únete a otros 50 suscriptores

Follow me

Twitter

Instagram

Cargar más

Google Plus

Ponencia en InnoCity (CIBBVA)