Generación ¿perdida o perdedora?

Bien es cierto que la situación económica actual de nuestro país es complicada, muy complicada. Un auténtico drama con el que nadie debería frivolizar, para cientos de miles de familias. Sin embargo, hay algo que me rechina, y es ver cómo los jóvenes (y me incluyo entre ellos) estamos constantemente compadeciéndonos de nosotros mismos y de la mala época en que nos toca vivir.